Lima. El Banco Central de Perú tiene "listas" reservas por unos US$47.000 millones si se agrava la crisis global y actuará de forma coordinada con el gobierno para minimizar su eventual impacto en la economía, dijo el gerente de estudios económicos, Adrián Armas.

En los últimos días, los mercados internacionales se han mostrado volátiles tras la rebaja de la calificación de deuda de Estados Unidos y la crisis crediticia de la zona euro, encendiendo las alarmas por una posible recesión mundial.

"Tenemos más de US$47.000 millones de reservas listas para ser activadas en caso hubiera cualquier contingencia y atento a una situación de mayor turbulencia", explicó Armas el viernes en una conferencia telefónica con periodistas.

El funcionario no dio detalles en torno a la composición de las reservas netas peruanas, que representan casi un tercio del valor de su Producto Interno Bruto (PIB).

Armas explicó que en la crisis global de fines del 2008, el Banco Central peruano enfrentó una entrada masiva de capitales que buscaba mayores retornos, con instrumentos monetarios y ventas de dólares en el mercado gracias al respaldo de US$37.000 millones en sus reservas en esa época.

"Los planes de contingencia son permanentes, la crisis ya dura cuatro años y según cómo vaya evolucionando esta crisis y los diferentes síntomas que reflejen, que pueden ser bien extremos, (...) el Banco Central se mantiene activo y atento", agregó.

Armas no precisó si en esta reciente turbulencia global se podría generar nuevamente ingreso de capitales en el país o si habría una salida de capitales por un eventual pánico.

"El banco se mantiene atento a tomar las acciones adecuadas, se tiene coordinación estrecha con la parte fiscal para que actúen de manera coordinada", precisó.

En la víspera, el Banco Central mantuvo su tasa de referencia en 4,25% por tercer mes consecutivo, basado en la desaceleración que registra la economía mundial y la incertidumbre que generó la rebaja de la calificación de la mayor economía del mundo.

Superávit comercial. Por otro lado, Armas precisó que Perú registró un superávit comercial de 838 millones de dólares en junio, levemente superior al saldo favorable de US$813 millones del mismo mes del año pasado, de acuerdo a las cifras de la autoridad monetaria.

Las exportaciones sumaron en junio US$4.079 millones, un incremento del 31,3% frente a igual mes del año anterior.

En tanto las importaciones alcanzaron los US$3.241 millones, un alza interanual del 41,3%.

Con estos resultados, Perú acumuló en los primeros seis meses un superávit de US$3.873 millones, frente a los US$3.142 millones del mismo lapso del año pasado.

Perú, un importante exportador mundial de minerales, se ha visto beneficiado con una mejoría en los precios de los metales pese a una menor producción.

Los ingresos del gobierno por sus exportaciones mineras representan el 60% de las ventas totales.