Lima. El Banco Central de Perú mantuvo el jueves por cuarto mes consecutivo su tasa de interés de referencia en un 4,25%, considerado como un nivel neutral, pero afirmó que podría cambiar su actual posición de política monetaria si empeoran los riesgos financieros globales.

La autoridad monetaria ha mantenido su tasa clave desde junio en medio de una desaceleración económica global, tras haberla elevado desde un 3% a fines del 2010 para frenar las presiones inflacionarias ante una escalada mundial de los precios de los alimentos y la energía.

La decisión, que está en línea con las expectativas del mercado, se da en momentos de una encrucijada de los bancos centrales sobre si mantener sus tasas o recortarlas para impulsar sus economías ante la desaceleración económica en Estados Unidos y la crisis de deuda en Europa.

"Esta decisión toma en cuenta la desaceleración que se viene registrando en la actividad económica y la acentuación de los riesgos financieros internacionales. De continuar estas tendencias, el Banco Central modificará su posición de política monetaria", dijo el banco emisor en un comunicado.

Según el analista del Banco de Crédito Juan Carlos Odar en los próximos meses existe un sesgo "hacia la baja" de la tasa del banco.

"El banco central monitorea las condiciones internacionales que podrían deteriorarse y en esa situación es posible que (...) haga como el banco central de Brasil, pero de manera preventiva y a pesar de que la inflación está por encima de la meta" agregó.

El organismo emisor explicó que según indicadores adelantados, la economía local moderó su crecimiento a tasas de expansión más bajas que las del primer semestre.

En tanto, la inflación local continuó afectada por factores transitorios, acumulando una inflación anual de 3,35%, por encima del rango meta del banco de entre 1% y 3%.

"El Directorio se encuentra atento a la proyección de inflación y sus determinantes internos y externos para adoptar futuros ajustes en los instrumentos de política monetaria que garanticen la convergencia de la inflación al rango meta", agregó.

Según estimaciones oficiales, la economía local crecería este año un 6,5%, por debajo de la expansión del 8,8% que alcanzó el 2010.