El Banco Central de Perú redujo el jueves su tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, a un 3,50 por ciento, ante menores expectativas de inflación y en medio de un crecimiento de la economía por debajo de su potencial.

La decisión de la autoridad monetaria de reducir su tasa era esperada por 7 de 15 analistas de bancos y consultores, de acuerdo a un sondeo de Reuters. Según los analistas, una reducción de la tasa también ayudaría a atenuar la apreciación de la moneda local, el sol.

"El Directorio se encuentra especialmente atento a la nueva información sobre la inflación y sus determinantes para considerar, de ser necesario, modificaciones adicionales en la posición de política monetaria", dijo el banco en un comunicado.

En agosto, la autoridad monetaria dejó estable su tasa de referencia en un 3,75%, tras haberla reducido en mayo y julio en 50 puntos básicos.

Las expectativas de inflación para los próximos 12 meses desde agosto se desaceleraron a un 2,73% desde el 2,79% previo, dentro del rango meta del Banco Central de entre 1 y 3%.

La autoridad monetaria afirmó que la inflación de agosto se aceleró a un 0,67%, mientras que la tasa anualizada subió a un 3,17%, por encima del rango meta de entre 1 y 3% y desde el 2,85% de los 12 últimos meses a julio.

"El incremento de precios de algunos alimentos y de las tarifas de agua en agosto tendrán un efecto transitorio en la inflación", agregó el banco.

Respecto al desempeño económico, la autoridad monetaria dijo que el crecimiento se mantiene por debajo de su potencial. "Se espera que la actividad se recupere por un mayor dinamismo del gasto público y privado", agregó.

El presidente del Banco Central, Julio Velarde, dijo a inicios de agosto en el Reuters Latin American Investment Summit que la economía peruana está en su "punto de inflexión" y comenzaría a recuperarse en el segundo semestre.