El Banco Central de Reserva (BCR) revisó al alza la proyección de crecimiento del gasto público en inversión de 7,4% a 11% para el presente año, debido al plan de estímulo fiscal y la reconstrucción.

“El crecimiento de la inversión pública (este año) sería el más alto desde el 2012, luego de tres años de caída”, señala el último Reporte de Inflación de marzo 2017 del ente emisor que contiene proyecciones macroeconómicas.

Este incremento está sustentado en el plan de estímulo fiscal anunciado por el Ejecutivo para impulsar un mayor gasto de inversión para las obras de reconstrucción de la infraestructura pública dañada por las intensas lluvias, inundaciones y huaicos que trae el fenómeno climático de “El Niño Costero”.

De esta manera el crecimiento de la inversión pública para este año estimada en 7,4% en el Reporte de Inflación de diciembre de 2016, fue corregida al alza a 11%.

Asimismo, el referido documento del ente emisor proyecta que el gasto del sector público en general se incrementa de 5,1% a 5,4% para el 2017.

Costo de reconstrucción. El presidente del BCR, Julio Velarde, estimó preliminarmente que los costos de la reconstrucción en puentes y carreteras asfaltadas sumarían unos 12.400 millones de soles.

Refirió que hasta el viernes último son 168 puentes afectados, con un costo unitario entre 40 y 50 millones de soles, lo que representarían una inversión de 8.400 millones de soles.

En cuanto al daño a 800 kilómetros de carreteras asfaltadas, con un precio promedio de 50 millones de soles por kilómetro, demandaría unos 4,000 millones de soles.

“Es muy preliminar, es muy difícil saber, con ingeniería de detalle se puede saber con mayor precisión”, dijo.

Refirió que El Niño Costero ha destruido unas 7.600 hectáreas de cultivos, y ha provocado el colapso de 12.600 viviendas y ha afectado a otras 131,000 viviendas.

En cuanto a los centros educativos afectados, estos suman 1,100 mientras que los centros de salud perjudicados son 60, y respecto al número de damnificados, indicó que suman 106.000, y estas cifras, hasta el viernes último, eran inferiores al impacto del Fenómeno de El Niño de 1997-1998.