Lima. El Banco Central de Perú subió este jueves su tasa de interés clave por segundo mes consecutivo, uniéndose a los esfuerzos del gobierno ante el temor a una mayor inflación en el país sudamericano tras al alza de los precios internacionales de los alimentos y la energía.

El banco elevó la tasa de referencia en 25 puntos básicos a 3,50%, en línea con lo previsto por la mayoría del mercado, de acuerdo a un sondeo realizado por Reuters.

Analistas no descartan nuevas alzas y el ente emisor reiteró en su reporte de política monetaria que futuros ajustes en la tasa clave interbancaria estarán condicionados a nuevas informaciones en torno al costo de vida en el país.

"Esta medida busca atenuar el potencial impacto de estos factores de oferta sobre las expectativas de inflación en un contexto de dinamismo de la demanda interna", dijo el banco.

La inflación en Perú se aceleró en enero a un 0,39%, su mayor avance en más de dos años, impulsada por un alza en los precios de la electricidad, combustibles y en menor medida de los alimentos, de acuerdo a datos oficiales.

La decisión del banco se produce luego de que el gobierno peruano lanzó esta semana medidas para contener las presiones inflacionarias, reduciendo los aranceles a algunos alimentos y el impuesto a las ventas, el principal tributo en el país.

El impuesto a las ventas, el que más recursos brinda a la caja fiscal, se reducirá a 18% desde 19%, con un costo anual de unos US$616 millones que será compensado con ingresos extraordinarios previstos para este año debido al robusto crecimiento del país.

El Banco Central dijo que los indicadores económicos actuales y adelantados "continúan mostrando un rápido crecimiento de la actividad económica", luego de que en enero la producción de electricidad -un dato clave del desempeño de la actividad industrial- aumentó un 10,9 por ciento.

"Por otro lado, los indicadores de actividad de la economía mundial se han tornado más favorables", afirmó el banco.

Banco seguirá actuando. Perú, un gran exportador de materias primas, habría crecido un 9 por ciento el año pasado y para este año el Gobierno estima una expansión en torno al 7%.

El país andino registró una inflación de un 2,08% en el 2010, una de las más bajas de Latinoamérica, y para este año el Banco Central espera que el aumento del costo de vida se ubique casi en el techo del rango de entre 1% y 3%.

"En la medida que las expectativas sigan contaminadas por el factor oferta ahí el Banco Central estaría actuando, aparentemente eso se está viendo", dijo Juan Carlos Odar, analista del Banco de Crédito, el mayor del país.

"Lo que está haciendo el Central es evitar que las expectativas se traduzcan en un incremento de la inflación observada", agregó el experto.

Analistas esperan que la economía peruana siga su rumbo de crecimiento pese a la posible incertidumbre por el resultado de las próximas elecciones presidenciales.

Perú celebrará elecciones generales en abril. Los tres candidatos que marchan primeros en las encuestas de intención de voto han prometido que mantendrán la actual política económica de fomento a la inversión y el libre comercio.