Moscú. Autoridades del Banco Central Europeo lanzaron este jueves nuevas advertencias por los crecientes riesgos de inflación en la zona euro y una de ellas comparó la actual situación económica con el inicio del último ciclo de alzas de tasas del banco en el 2005.

El BCE elevó las tasas a un 1,25% el jueves pasado, comenzando lo que los mercados financieros esperan que sea una serie progresiva de alzas, pese a que el presidente de la institución, Jean-Claude Trichet, aseguró que no se ha establecido un ciclo de incrementos.

Los miembros del Consejo Ejecutivo del BCE José Manuel González-Páramo y Lorenzo Bini Smaghi se enfocaron en el avance de la inflación en el bloque, alimentando las expectativas de los economistas de que el banco elevará nuevamente las tasas en junio o julio.

"Los riesgos para el crecimiento son equilibrados, (los riesgos para) la inflación son al alza", declaró González-Páramo a la prensa en el marco de la conferencia Risk & Return Russia en Moscú.

"Los precios del petróleo son el principal motor del reciente incremento de la inflación. La expectativa en el mercado es que el petróleo no bajará rápidamente", agregó.

En una entrevista con Reuters, el miembro esloveno del BCE, Marko Kranjec, indicó que la política monetaria del banco seguía siendo "muy expansiva" después del alza de tasas de la semana pasada y que el sistema financiero seguía teniendo buenas reservas gracias a los fondos del BCE.

Bini Smaghi, quien ha encabezado el discurso en pro de las alzas de tasas en la institución este año, dijo en una entrevista con el diario italiano Il Sole 24 Ore que el actual escenario macroeconómico se asemejaba al del 2005, cuando el BCE lanzó una serie de alzas que llevó las tasas de un 2% a un 4% en un año y medio.

"Estamos al final de un ciclo de alivio con tasas de interés muy bajas, como en el 2005", aseveró, defendiendo las alzas de entonces y la criticada subida adicional del 2008, justo antes del colapso de la economía global.

"Los niveles mínimos en que estaban las tasas de interés eran justificados por la recesión del 2009 y los riesgos de deflación. Mientras nos alejamos de esos riesgos, menos se justifican esos niveles de tasas de interés", declaró.

Expectativas de tasas.

Este jueves, aparecieron nuevos indicios de mayor inflación en China, lo que dio cuenta de las mayores presiones en los precios globales mientras las economías se alejan de la agitación financiera del 2008.

El boletín mensual del BCE advirtió que las actuales tensiones geopolíticas podrían también presionar al alza a los precios del petróleo, y como resultado, la inflación de la zona euro.

"Las tensiones políticas en Oriente Medio y el norte de Africa presentan un riesgo a la baja para la actividad económica y un riesgo al alza para el desarrollo de los precios en la zona euro en el corto plazo", agregó.

La mayoría de los economistas e inversores cree actualmente que el BCE elevará este año dos veces más su tasa de interés hasta un 1,75%, pero las duras declaraciones de algunos miembros del banco de los últimos días han hecho reevaluar tales expectativas e incluso algunos expertos ya hablan de tres alzas.