Francfort. Los bancos centrales deben ser firmes en su determinación de mantener la inflación bajo control, especialmente en momentos turbulentos como estos, dijo el miembro del la junta ejecutiva del Banco Central Europeo (BCE) José Manuel González-Páramo.

En el texto de un discurso que será ofrecido en una conferencia de bancos centrales en Kuala Lumpur, el funcionario dijo que el BCE debería remover sus medidas no tradicionales diseñadas para ayudar al desempeño del mercado tan pronto como sea posible para evitar crear nuevos desequilibrios

González-Páramos indicó que esta remoción debería ser gradual.

"El rol de un banco central bajo cualquier circunstancia, y en particular en momentos de crisis, es buscar de manera inflexible su principal objetivo, que en el caso del BCE es la estabilidad de precios, y servir como una base clave de estabilidad", sostuvo González-Páramo.