Verona. El Banco Central Europeo se está topando con dificultades para elevar sus expectativas de inflación, pero perseguirá con paciencia su meta de llevar el incremento de precios hacia el 2%, dijo este sábado Ignazio Visco, gobernador del Banco de Italia.

"El riesgo de inflación ha sido evitado pero se está haciendo difícil elevar las expectativas inflacionarias", sostuvo Visco, quien integra el consejo del BCE, en un discurso en la norteña ciudad italiana de Verona.

"Seremos pacientes en busca de alcanzar el objetivo de inflación y perseverantes en la postura monetaria adoptada", agregó.

Visco explicó que la volatilidad del tipo de cambio es uno de los principales riesgos al panorama de inflación y advirtió que "los desarrollos desordenados, especialmente si se deben a factores que no tienen relación con los fundamentos macroeconómicos, pueden hacer más difícil que se alcance la estabilidad de precios".