Francfort. El Banco Central Europeo aceptará bonos del gobierno griego como garantía hasta que todas las agencias de calificación determinen que el país ha caído en moratoria, dijo este martes el diario Financial Times citando a un importante funcionario financiero.

De confirmarse, esa posición mantendría la puerta abierta para un acuerdo con el fin de resolver la crisis de deuda de Grecia, ya que no es certero que todas las agencias calificadoras vayan a colocar al país en la categoría de "default" en caso de que se disponga una reprogramación voluntaria de sus bonos con la participación de los inversores privados.

El BCE ha suspendido las exigencias de calificaciones para los bonos de los Gobiernos de Grecia e Irlanda, pero ha dicho que dejaría de aceptar deuda griega como garantía si el país incumpliera con sus obligaciones.

Si el BCE se negara a aceptar deuda griega, se podría generar una fuerte turbulencia en los mercados financieros con consecuencias imprevisibles en la zona euro, ya que los bancos comerciales griegos perderían el acceso a los fondos del banco central de los cuales son altamente dependientes.

"El BCE se apoyaría en el principio de usar la mejor calificación disponible de las agencias", dijo el Financial Times, citando a un funcionario del sector financiero, al que no identificó.

Una portavoz del BCE declinó referirse a la información.

El BCE usa cuatro agencias de calificación -Standard & Poor's, Fitch, Moody's y DBRS- para determinar las garantías que puede aceptar en sus operaciones de manejo de la liquidez.

S&P sembró dudas el lunes sobre los esfuerzos para rescatar a Grecia al advertir que consideraría como una moratoria un plan de los bancos franceses para repactar la deuda griega en manos privadas.

Sin embargo, Fitch se mostró un poco menos severa y podría incluso no rebajar la calificación de Grecia a la categoría de default tras el periodo de transacciones, lo que le dejaría al BCE una posibilidad de aceptar los bonos.