Francfort. El Banco Central Europeo (BCE) reduciría los costos de endeudamiento a un mínimo histórico este jueves para apoyar a la deteriorada economía de la zona euro y complementar las medidas acordadas la semana pasada por los líderes de la región para hacer frente a la crisis de deuda del bloque.

Estudios económicos publicados el miércoles sugieren que incluso Alemania, la mayor potencia comercial de la zona euro, está entrando en una recesión modesta y los inversores quieren que el BCE tomen medidas. La previsión promedio es un recorte de un cuarto de punto porcentual en su principal tasa de interés.

El banco central se encuentra bajo presión de los inversores e incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que tome medidas más audaces, con la directora gerente del fondo, Christine Lagarde, instando al banco a reanudar sus compras de bonos soberanos - un escenario poco probable.

La tasa principal de refinanciación del BCE ya se encuentra en un mínimo histórico del 1%, y 48 de 71 economistas en un sondeo de Reuters esperan que el banco la rebaje aún más, la mayoría de ellos en 25 puntos básicos, hasta el 0,75%. Otros ven una mayor disminución.

Un recorte de las tasas de interés no es visto como una panacea para los problemas de la zona euro, que se derivan de una pérdida de confianza en las finanzas estatales y bancarias, pero una reducción en los costos de endeudamiento demostraría que el BCE está listo para dar vida a la alicaída economía.

"No se trata tanto de el efecto real que (un recorte de tasas) vaya a tener", dijo el analista de Nordea Aurelija Augulyte. "Es más un juego psicológico, un juego de tratar de apoyar el ánimo", agregó.

El FMI cuestionó públicamente el martes la sabiduría de reducir aún más las tasas, e instó al BCE a comprar bonos de los países de la zona euro en dificultades.

Es poco probable que los funcionarios del BCE presten atención a este consejo, sin embargo, con el miembro del Consejo Ejecutivo del BCE Peter Praet ofreciendo la señal más clara de que el banco recortará las tasas.

"No hay doctrina que diga que las tasas de interés no pueden caer por debajo del 1 por ciento", dijo el 27 de junio. Los recortes de tasas "se justifican si contribuyen a garantizar la estabilidad de precios en el mediano plazo".