El Banco Central Europeo (BCE) salvó por el momento a Atenas de la bancarrota al conceder una financiación provisional en forma de préstamos adicionales de emergencia del Banco de Grecia, informó este sábado el diario alemán Die Welt.

El Consejo de Gobierno del BCE acordó en su reunión el jueves incrementar el límite máximo de la cantidad de préstamos griegos a corto plazo que el Banco de Grecia puede aceptar a cambio de créditos de emergencia, indicó la publicación.

Hasta ahora el Banco de Grecia sólo podía aceptar bonos hasta un límite de 3.000 millones de euros (US$3.700 millones) como asistencia de liquidez de emergencia colateral (ELA, por sus siglas en inglés), pero había solicitado elevar este límite a 7.000 millones de euros (US$8.577millones), sostuvo el diario tras fuentes del banco central.

El Consejo de Gobierno del BCE dio visto bueno a este pedido, añadió.

La decisión debería permitir a Grecia acceder hasta a 4.000 millones de euros en fondos, según el reporte, y agregó que ello debería asegurar que el país siga en pie hasta que la "troika" de prestamistas - formada por la Unión Europea, el BCE y el FMI - decida en septiembre sobre el desembolso del próximo tramo del rescate financiero.

El BCE declinó hacer comentarios, dijo Die Welt.