Davos. Los préstamos del Banco Central Europeo han aliviado la presión sobre los bancos y los gobiernos de la zona euro, pero todavía hay mucho que hacer para acelerar el crecimiento, dijeron los ministros de Finanzas europeos en un panel de discusión en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el viernes.

"La liquidez ilimitada provista por los LTRO (préstamos) a tres años del BCE ha reducido la presión sobre los bancos europeos y ayudará a la confianza para retornar (...) Ahora, tenemos que pensar juntos sobre cómo podemos apoyar el crecimiento", dijo el ministro de Finanzas francés, Francois Baron.

A su vez, el comisario de política económica de la Unión Europea, Olli Rehn, sostuvo que las medidas del BCE han sido "muy importantes" para evitar una crisis crediticia, facilitando subastas de bonos más exitosas en Italia, España e Irlanda.

Rehn también dijo que se está cerca de un acuerdo con los acreedores privados de Grecia para un canje de deuda, el que podría ocurrir si no hoy, durante el fin de semana. "Estamos muy cerca", aseguró.