México DF. El jefe del banco central de México, Agustín Carstens, dijo que la inflación se ha comportado mejor a lo esperado, aunque reiteró la expectativa de la entidad de que podría acelerarse hacia finales del año.

La semana pasada, el banco central reportó que los precios al consumidor subieron menos de lo esperado en la primera quincena de julio, mientras la inflación anual siguió desacelerándose, afianzando la expectativa del mercado de estabilidad en la tasa de referencia al menos durante lo que resta del año.

Dicha tasa de interés se ubica actualmente en 4,50%.

"Se ha comportado bien, llevamos ya tres meses con inflación negativa y habrá algunas variaciones positivas hacia adelante sobre factores de la estacionalidad misma de la inflación (...) pero sí, venimos mejor de lo anticipado", dijo Carstens a una radio local.

Medida a tasa interanual, la inflación se ubicó en 3,61% hasta la primera quincena de julio, en medio de una lenta recuperación de la economía mexicana tras su peor recesión en siete décadas.

El gobierno espera que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca al menos 4,5% este año tras la fuerte caída de 6,5% en 2009.