Lima. El Banco Central de Perú mantuvo este jueves su tasa clave de interés en un mínimo histórico de 1,25%, por sexto mes consecutivo, y afirmó que adoptará "de ser necesario ajustes preventivos" en su política monetaria para garantizar la meta de inflación.

El ente emisor aprovechó el año pasado la baja inflación de Perú para recortar la tasa clave de interés desde 6,5% en enero, y apuntalar así la recuperación de la economía local en medio de los embates de la crisis mundial.

"La decisión de mantener el estímulo monetario toma en cuenta que la evolución reciente de la inflación no indica presiones de demanda, sino el impacto transitorio de choques de oferta", explicó el ente emisor en un comunicado.

Perú registró una inflación de 0,30% en enero debido a un alza de los precios de los alimentos, en momentos en que la economía local muestra señales de recuperación.

Con ello la inflación anualizada en enero fue de 0,44% por debajo del rango meta de entre 1 y 3%.

"El directorio (del banco central) se encuentra atento a la proyección de la inflación y sus determinantes y adoptará, de ser necesario, ajustes preventivos en la posición de política monetaria que garanticen la ubicación de la inflación en el rango meta", precisó el ente emisor.

El banco dijo además que los indicadores adelantados de la actividad económica muestran "señales claras de recuperación de su dinamismo, sin que por ello se vislumbren presiones inflacionarias en el corto plazo".

Para analistas, el organismo podría cambiar su tendencia durante el segundo semestre del año.

"El banco insinúa que alzas preventivas podrían ser realizadas si la data (lo) justifica, sugiriendo que no dejaría las tasas sin cambios para siempre. Mantenemos nuestro estimado de un alza en septiembre del 2010", dijo el analista Pedro Tuesta de 4Cast.

Para 2010, el Banco Central prevé que el costo de la vida en Perú se encarezca entre 1,5 y 2,5%.

La economía peruana se desaceleró fuertemente el año pasado, el que habría despedido con una expansión de 1% según estimaciones oficiales, por una caída de la demanda interna, tras haber crecido casi 10% en 2008.

Para este año, el gobierno espera que la economía local se expanda al menos 5,0%.