Lima. El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), proyecta que el Perú crecerá 3,7% este año, pero considera que es posible mejorar esa perspectiva al tomar en cuenta el proceso de recuperación que experimentan los principales socios económicos, sostuvo su directora representante en el país, Eleonora Silva.

“Este es un año donde países como el Perú podrían tener una gran oportunidad de expansión y superar expectativas. Asistimos a conferencias internacionales y tenemos informes donde se destaca ese potencial”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Enfatizó que los sectores más dinámicos durante el presente ejercicio serán la minería, la agroindustria, además del desarrollo de infraestructura, favorecido por la inversión pública y privada.

Agregó que hay una participación importante del sector minero en la evolución de las exportaciones debido al incremento en los precios del cobre y níquel, entre otros minerales.

“Este es un año en el que el Perú podría consolidar su posición como país minero. Esto no solo implica la construcción de minas sino también las carreteras, los trenes, los puertos y el desarrollo de la tecnología de punta que amerita el desarrollo de este sector en el siglo XXI. Aquí hay un potencial enorme por explotar”, manifestó.

“Este es un año en el que el Perú podría consolidar su posición como país minero. Esto no solo implica la construcción de minas sino también las carreteras, los trenes, los puertos y el desarrollo de la tecnología". Eleonora Silva.

Impacto. En este sentido, precisó que la actividad minera no solamente es la extracción de minerales sino también toda la infraestructura que lo acompaña, lo cual produce un efecto multiplicador en la economía.

Silva considera que el reto es hacer de la minería una actividad productiva más integral. “Esto se relaciona con la necesidad de desarrollar clusters alrededor de este sector”.

En el caso de la agroexportación, dijo que hay avances significativos en el Perú. “En la canasta exportadora tenemos productos relativamente nuevos, como los arándanos y los berries. También mantienen una gran presencia en el comercio internacional las paltas, los espárragos, las alcachofas y las uvas, entre otros”.

De este modo, dijo que la agroindustria es un sector de suma importancia por su contribución para el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del país.

Agregó que el desarrollo de proyectos de infraestructura tendrá una participación significativa en el crecimiento de la economía durante este año. “Estamos hablando del proceso de reconstrucción, la adecuación de las instalaciones para los Panamericanos, son todos compromisos adquiridos”.

Con relación a la inversión pública, Silva dijo que hay grandes expectativas con el tema de la reconstrucción. “Hay críticas por el retraso de las obras, pero se debe tener en cuenta que se trata de proyectos que ameritan una preparación que no es todo lo rápida que se quisiera”.

En el caso de la inversión privada, Silva dijo que continuara la mejora registrada hacia el último trimestre del 2017.

En el tema de la exportación de servicios, Silva, dijo que se trata de una gran tarea pendiente para el Perú. “Este país tiene capacidades y tiene una población joven donde el tema de exportación de servicios tiene un gran potencial por desarrollar”.

Hemos visto, agregó, otras economías que han desarrollado Call Center y servicios financieros, entre otros; y han hecho de estos rubros nuevos nichos de exportación.

En perspectiva. Silva resalta los cambios ocurridos en el Perú durante los últimos 20 años. “Han avanzado en todos los sentidos, en temas sociales, de infraestructura, de integración, de cohesión social, aun cuando sigamos teniendo conflictos”.

En tal sentido, sugiere que no se debe perder la perspectiva del país que se tenía en 1995.

“El modelo económico dio el marco para esos avances, además de tener una democracia, que con todas las críticas que podamos hacer, sigue siendo el mejor sistema político”.

Agregó que la inclusión, la capacidad de diálogo y la libertad de expresión tiene un valor agregado para la sociedad.

La representante de CAF en el Perú cumple 10 años como representante de CAF en nuestro país. “He visto cambiar al Perú. Si bien avanzó en infraestructura, aún hay un gran déficit por cubrir. Ello es fundamental para elevar la competitividad de la economía peruana”.

Considera que un reto adicional es tener el capital humano necesario para dar el salto hacia el desarrollo. “Con ello se logrará un país con una economía más diversificada, con una disminución en los índices de pobreza y de desigualdad”.