El Banco de España (BE) señaló que la trayectoria expansiva del PIB sigue su curso ascendente a causa de un mayor gasto en los hogares con una mayor demanda interna privada y a una ligera mejora en el mercado de trabajo.

Según el BE, la recuperación del producto interno bruto (PIB) se debe también a una mayor inversión en vivienda, así como a unas mejores condiciones financieras de los tipos de interés para la adquisición de viviendas y los destinados a consumo, que descendieron en 13 y 14 puntos, respectivamente, hasta situarse en un 2,5% y en el 6,5%.

Todo ello, dice el BE, dio lugar que esta reducción en el coste de la financiación de las familias se vio favorecido por el avance de las nuevas operaciones y con ello dando lugar a más consumo, reitera el organismo oficial.

Al mismo tiempo, esta trayectoria expansiva del PIB de la economía española también habría continuado en el período más reciente, sobre todo cuando ha habido una buena evolución de las matriculaciones de vehículos, y en los índices de confianza de los hogares y de los comerciantes minoristas, que se sitúan por encima de sus medias históricas, subraya el BE en su último informe, difundido hoy, martes.

El BE destaca también la evolución de la construcción y afirma que los indicadores contemporáneos apuntan a una continuación de la recuperación de la actividad del sector, como así lo refleja tanto la afiliación a la Seguridad Social, como el consumo de cemento, que creció un 13% hasta abril pasado.

En definitiva, se sigue manteniendo la mejora de la inversión en vivienda y el empleo mejora.