Singapur. El yen se debilitó y los futuros de los bonos soberanos subieron este martes luego de que el Banco de Japón anunció una serie de medidas para relajar su política monetaria.

La audaz e inusitada decisión del Banco de Japón impulsó al índice Nikkei en medio de una tendencia bajista en Asia, donde las caídas de Wall Street y de los precios de los metales y el petróleo provocaron descensos en los mercados bursátiles.

"Fue una decisión totalmente sorpresiva. El Banco de Japón ha enviado un mensaje favorable a los mercados, que habían estado esperando que tomara medidas graduales". Seiji Shiraishi, economista jefe de HSBC Securities Japan.

Los bancos centrales de Japón, Estados Unidos e Inglaterra han estado bajo presión política para hacer más en apoyo de economías que sólo muestran tibias recuperaciones tras soportar las peores recesiones en décadas.

En una maniobra sorpresivamente agresiva, el Banco de Japón llevó las tasas de interés a cero y dijo que inyectará dinero en el sistema a través de un fondo temporario de 5 billones de yenes (US$60.000 millones) para comprar valores como bonos soberanos o títulos respaldados por activos.

"Fue una decisión totalmente sorpresiva. El Banco de Japón ha enviado un mensaje favorable a los mercados, que habían estado esperando que tomara medidas graduales", dijo Seiji Shiraishi, economista jefe de HSBC Securities Japan.

El dólar subió hasta 83,99 yenes desde 83,50 yenes antes de la decisión, y más tarde se negociaba a 83,70.

Los futuros de bonos japoneses a 10 años subieron a 143,87 puntos, su mayor repunte en más de siete años. Tras recortar parte de sus ganancias mostraban una subida de 0,30%, a 143,75.

Los bonos del Tesoro estadounidense subieron luego de comentarios de este lunes del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, acerca de que las compras de activos por parte de la Fed habían hecho bajar los costos del crédito y que más compras podrían relajar más las condiciones financieras.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio, que había tocado temprano un mínimo en tres semanas, rebotó y cerró con un alza del 1,5%.

Pero el índice MCSI de acciones asiáticas no japonesas caía un 0,8%, arrastrado por el subíndice de productores de materiales, que perdía un 1,6%. Sólo el subíndice de compañías de servicios públicos estaba en territorio positivo.

Las acciones estadounidenses cayeron este lunes, cuando los inversores se excusaron en datos económicos regulares y temores sobre la eurozona para recoger beneficios tras ganancias recientes.

Los futuros del crudo estadounidense registraban poco cambio y se negociaban en torno a US$81,50 por barril tras retroceder en la sesión previa debido a un dólar más fuerte, que también hizo caer los precios del cobre.