Tokio. Japón debe haber logrado avances en superar la deflación, pero continúan los riesgos a su economía, dijo un importante funcionario del Banco de Japón, enfatizando que el banco central mantendrá su sesgo político ultraexpansivo.

El vicepresidente del Banco de Japón, Hirohide Yamaguchi, dijo que el crecimiento anual de los precios subyacentes al consumidor, la principal medida de precios del banco central, ha retornado a cerca de 0% tras permanecer negativo en casi toda la década pasada, y es probable que pase a positivo.

"Pero hay incertidumbres que colocan riesgos en la economía", como la reciente alza de los precios de las materias primas junto con el panorama de las economías de Europa y Estados Unidos, expresó Yamaguchi al parlamento este lunes.

"El Banco de Japón tomará las acciones apropiadas si empeoran las condiciones de precios y económicas", señaló, indicando que el banco central está listo para flexibilizar la política aún más si el crecimiento es mucho menor que los pronósticos.

Los temores inflacionarios que derivan del alza de los precios de las materias primas han impulsado a varios bancos centrales asiáticos a subir las tasas de interés. Las autoridades del Banco Central Europeo han hablado duramente sobre la inflación, reforzando las expectativas de que subirán las tasas de interés el próximo mes.

Un índice de indicadores económicos coincidentes, que mide el estado actual de la economía, subió 2,5 puntos en enero frente al mes anterior, señaló la Oficina del gabinete este lunes.

El índice sugiere que aunque la economía está estancada, muestra signos de mejoría, comentó la Oficina del Gabinete, elevando su evaluación del índice por primera vez desde octubre del 2009.