La Junta Directiva decidió mantener inalteradas la tasa de interés de intervención del Banco de la República en el actual nivel de 5,25%, según informó el Emisor.

La decisión fue tomada en momentos en que se conoce que la economía en 2011 registró una expansión de 5,9% y que en el cuarto trimestre del año pasado el Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento de 6,1%.

El comunicado de prensa manifestó que "en febrero la inflación anual (3,55%) se mantuvo estable con respecto al mes anterior y ha venido descendiendo desde octubre del año pasado".

"El promedio de las medidas de inflación básica continuó cerca del 3%. Lo anterior y las recientes acciones de política monetaria contribuyeron para que las expectativas de inflación disminuyeran. Es de esperar que estas últimas sigan convergiendo hacia el punto medio del rango meta", agregó el documento.

Reafirman los miembros de la Junta del Banco Central que "el crecimiento económico del cuarto trimestre de 2011 (6,1%) al igual que el de todo el año (5,9%) ratifican el crecimiento robusto de la economía. La dinámica de la demanda interna, que había presentado una tendencia creciente trimestre a trimestre, se desaceleró a final de año y registró una tasa de 7,9%, igual a la observada a comienzo de 2011".

"El alto rimo de crecimiento del gasto agregado desde hace varios trimestres ha llevado a que la demanda esté copando la capacidad instalada en varios sectores de la economía", añadió.

Advierte el informe que "la reciente desaceleración del crecimiento de la industria manufacturera y algunos otros datos conocidos en el primer trimestre de 2012 sugieren que el crecimiento en dicho período puede ser menor que el registrado a final de 2011".

La nueva información permitirá establecer con mayor certeza si la dinámica de la demanda interna es coherente con el crecimiento sostenible de la economía y el cumplimiento de la meta de inflación, expresó el documento.

En cuanto al crecimiento del crédito y el gasto de los hogares colombianos, el banco estimó que "el crecimiento del crédito permanece alto, especialmente el de consumo. Ello indica que los hogares han elevado significativamente su grado de endeudamiento. Las tasas de interés nominales y reales de crédito, si bien han subido en los últimos 12 meses, siguen en niveles inferiores a sus promedios calculados desde 2000, exceptuando las de tarjetas de crédito".

En el contexto externo, los pronósticos para 2012 sugieren un crecimiento económico negativo en Europa, mientras que en Estados Unidos se podría registrar una tasa algo inferior a la de su potencial. En tanto, los países emergentes podrían crecer a un menor ritmo pero a una tasa cercana a la del largo plazo.

Por lo anterior, "es probable que en el presente año el crecimiento promedio de nuestros socios comerciales sea menor al observado en 2011", dice el comunicado de prensa de la Junta del Banco Central.

El informe expuso que "el precio internacional del petróleo siguió aumentando y las cotizaciones de los otros productos básicos que exporta Colombia se mantienen en niveles elevados. En consecuencia, los términos de intercambio están históricamente altos y estimulan el crecimiento del ingreso nacional. Por su parte, la apreciación del peso puede estar afectando el comportamiento de algunos sectores transables".

Consideran los miembros de la junta que el riesgo de una fuerte recesión en Europa con impactos negativos y significativos sobre la actividad económica de Colombia continúa, pero su probabilidad de ocurrencia ha disminuido en las últimas semanas.

"Los riesgos sobre la inflación, provenientes de las expectativas, se han moderado. Los que pueden surgir del comportamiento de la demanda o el crédito siguen vigentes", sentenciaron.