México DF. Un funcionario del Banco de México dijo el martes que el consumo y la inversión locales continúan siendo puntos de debilidad en la recuperación mexicana encabezada por las exportaciones, aunque indicadores dan señales de repuntes.

Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México, dijo que todavía hay señales de fragilidad relativas a la demanda interna, particularmente con el crecimiento del consumo y la inversión privada, aunque ahora comienzan a mostrar señales de mejoría.

Las exportaciones mexicanas subieron 38% en los primeros cinco meses de 2010, en comparación con el mismo período de 2009, en medio de un incremento de los precios del petróleo y la fuerte demanda estadounidense de bienes manufacturados.

Sin embargo, la recuperación de las importaciones de bienes de consumo fue menos dinámica. Las importaciones de equipos y maquinarias, que reflejan la inversión local de empresas, cayeron 3,5%.

El índice de confianza del consumidor de México registró una lectura de 84,6 puntos el mes pasado, nivel superior al mínimo de octubre de 2009 de 77, pero muy superior a los niveles anteriores a la crisis, que eran sostenidamente mayores que 100 puntos.