México D.F. El Banco de México mantuvo este viernes la tasa de interés en 4,5% e indicó que las presiones inflacionarias se mantienen bajo control dado que la debilidad de la demanda local y la apreciación del peso contrarrestaron una recuperación de las exportaciones.

Las autoridades encargadas de la política monetaria se mantendrán atentas a la velocidad con la cual se cerrará la brecha del producto -la capacidad ociosa de la economía- y sus implicancias sobre la inflación, informó el banco central en su comunicado de política monetaria.

El banco central proyecta que la inflación suba hasta 5,25% durante el segundo semestre de este año antes de acercarse a su meta de 3% hacia fines de 2011.