Excélsior.com.mx. EL Banco de México (Banxico) anunció esta mañana que decidió mantener en un mínimo histórico de 3,5% su tasa de interés interbancaria a un día, como esperaban analistas.

Pese al incremento que presentó la inflación en el primer mes del año, las autoridades monetarias no consideran pertinente elevar la tasa de interés debido a que se trata de un suceso temporal, el cual no ha originado efectos secundarios sobre los precios.

Asimismo, de acuerdo con analistas, una tasa de interés baja ayudará a avivar la recuperación económica, luego de un crecimiento decepcionante en el último año. En 2013 la economía mexicana creció sólo 1,1% y las mayoría de los indicadores apuntan a un inicio de año lento.

En la última reunión de política monetaria, celebrada en enero, el banco central advirtió que un peso débil frente al dólar podría tener efectos sobre los precios. Por lo mismo, Banxico advirtió que mantendrá especial atención en los efectos que el retiro de estímulos de la Fed tenga sobre el mercado cambiario.