México. El Banco de México (Banxico) afirmó este viernes que no observa ninguna señal de recuperación de la economía, tras la desaceleración de finales de 2013 y principios de este año, pese al dinamismo del gasto público en los primeros meses de 2014.

"Todavía no se observa una clara recuperación en los diferentes componentes de la demanda agregada, mismos que se estima se habrían visto afectados en los últimos meses, principalmente por fenómenos transitorios", indicó el banco central en un comunicado.

"Las exportaciones, el consumo y la inversión privados todavía no muestran señales evidentes de aceleración", pese a que el gasto público "ha presentado un mayor dinamismo", apuntó.

La institución precisó que "prevalecen condiciones de holgura" en la economía en su conjunto y señaló que en "el balance de riesgos para el crecimiento de la actividad económica no ha mejorado de manera notoria".

Como consecuencia de lo anterior, tampoco se perciben presiones sobre la inflación "derivadas del comportamiento de la demanda agregada", por lo que el instituto emisor decidió mantener en el 3,5% el objetivo de la tasa de interés interbancaria a un día.

Indicó que el proceso inflacionario se ha mantenido en los cauces previstos, con un aumento de precios de un reducido número de bienes y servicios en la primera quincena de enero, que comenzaron a disminuir en las semanas posteriores, aunque aún permanece por arriba del 4%.

En relación a la economía internacional, el Banco de México señaló que mostró una recuperación moderada a principios del año y pronosticó que la Reserva Federal de Estados Unidos siga su proceso de normalización de la política monetaria.

"En balance, las perspectivas para el crecimiento económico mundial han mejorado, aunque prevalecen importantes riesgos a la baja", aseveró.

La economía mexicana creció en 2013 el 1,1%, la tercera parte del pronóstico del gobierno mexicano, que para este año prevé un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) del 3,9%.