La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió por unanimidad mantener en 3,0% el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, de acuerdo a la minuta de la decisión de política monetaria anunciada el 4 de junio del 2015.

En esta medida se estimó que la postura monetaria vigente del banco central es conducente a apuntalar la convergencia de la inflación a la meta permanente de 3.0%; las variación anual de los precios al consumidor lleva cinco meses alrededor de este horizonte.

La mayoría de los miembros de la Junta destacó, para mantener su decisión, que la economía mundial sigue en desaceleración y las presiones inflacionarias globales han disminuido; que los balances de riesgos para el crecimiento y para la inflación mundial se conservan sin cambio en relación a la postura previa; que la actividad económica de México continúa moderada, cuyos riesgos para el crecimiento no se modificaron; que prevalecen condiciones de holgura en el sector laboral y en la economía, con lo que no se prevén presiones generalizadas sobre los precios procedentes de la demanda agregada; que la evolución de la inflación se ha situado por debajo de 3.0% pese a la depreciación del peso, donde se vaticina que ésta se mantenga por debajo de este umbral en el resto del año, y que el balance de riesgos para la inflación se mantiene sin cambio respecto a la decisión anterior.

Aunque se mencionó que las posibles acciones de política monetaria por parte de la Reserva Federal (Fed) podrían repercutir sobre el tipo de cambio, las expectativas de inflación y, por ende, sobre la dinámica de los precios en el país.

“Por tanto, la Junta de Gobierno se mantendrá atenta a la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazo, en particular a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, el desempeño del tipo de cambio, así como a la evolución del grado de holgura en la economía. Esto con el fin de estar en posibilidad de tomar las medidas necesarias para asegurar la convergencia de la inflación al objetivo de 3.0% en el 2015 y consolidarla”.

Ayer, miércoles, el Comité de la Fed decidió mantener la tasa de referencia de cero a 0,25%, pero revisaron a la baja para este año los estimados de crecimiento y empleo. El actual rango de crecimiento económico para este año quedó entre 1.8 y 2.0% (marzo: 2.3 a 2.7%), mientras el rango de desempleo aumentó a 5.2 y 5.3% (marzo: 5.0 a 5.2 por ciento).