México, Xinhua. La junta de gobierno del Banco de México (Banxico, banco central) pronosticó que la inflación general retomará una tendencia a la baja a partir de junio próximo, para ubicarse en la segunda parte del año entre 3% y 4%.

Al dar a conocer la minuta de la junta de gobierno correspondiente a la reunión celebrada a finales del mes pasado, sus integrantes señalaron que la inflación subyacente puede ubicarse alrededor de 3%, o incluso por debajo, en el resto de 2013 y de 2014.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que la inflación en abril de 2013 fue de 4,65%, la tasa mensual más alta en cuatro años, resultado de las alzas en los precios de alimentos agropecuarios y del transporte público.

Los integrantes de la junta enfatizaron que el reciente inremento en la inflación no ha sido generalizado y que las condiciones monetarias que prevalecen en la economía no son conducentes a que se presenten efectos de segundo orden, derivados de los cambios en precios relativos.

La mayoría recalcó que el proceso de formación de precios es congruente con la convergencia en el mediano plazo de la inflación hacia la meta de 3% y que se espera que la inflación general retome su tendencia hacia el objetivo una vez que se supere el repunte temporal.

Algunos integrantes consideraron que el balance de riesgos al alza para la inflación empeoró, tanto en el corto como en el largo plazo, y que los precios del transporte pueden subir más de los previsto y que otras contingencias sanitarias o climáticas pueden afectar la producción agropecuaria aun más.

La Junta de gobierno del Banxico seguirá vigilando la evolución de todos los factores que pueden afectar la inflación y estará atenta a que no se presenten efectos de segundo orden sobre el proceso de formación de precios en la economía, así como a la evolución de la postura monetaria relativa de México frente a otros países.