Ciudad de México. El Banco de México informó que los flujos de remesas que llegaron a México en octubre sumaron US$2.643 millones, lo que significó un avance anual de 19%, y un nuevo máximo histórico desde que la institución empezó con su medición.

En tanto, en los primeros diez meses del año las transferencias sumaron US$23.908 millones, monto 7.31% mayor al reportado en el mismo periodo del año anterior.

Los economistas prevén para todo el año una cantidad cercana a US$29.000 millones .

Los indicadores de Banxico precisan que en los diez meses del presente año suman 77.72 millones de transferencias de remesas, lo que se compara con 76 millones del año pasado. En tanto, el promedio de transferencias este año sumó US$308, mientras que el año pasado US$293.

Economistas de Banorte IXE mencionaron que el crecimiento de las remesas estuvo parcialmente explicado por la fuerte depreciación que presentó la divisa mexicana durante el mes en cuestión, de 5.2%, respecto del mes previo.

En este contexto, cabe recordar que en el largo plazo la depreciación de la divisa no tiene una incidencia positiva sobre el envío de remesas.

Sin embargo, en el corto plazo, una fuerte depreciación del peso sí puede tener un impacto sobre el flujo enviado, simplemente porque el poder adquisitivo de la remesa es más alto en México que en EU.