Lisboa. El Banco de Portugal advirtió este martes que serán necesarias nuevas y sustanciales medidas de austeridad para asegurar que el endeudado país cumpla con los objetivos fiscales planteados, iniciativas que acentuarían la contracción económica.

En su informe de la primavera boreal, el banco central lusitano dijo que existía el peligro de que el país incumpliera los objetivos presupuestarios de este año y agregó que la presión en el 2012 para nuevas medidas puede ser mayor.

"En el 2012, las medidas adicionales y permanentes necesarias para alcanzar los objetivos prometidos por las autoridades alcanzarán un tamaño sustancial", agregó el banco.

El informe prevé una contracción del 1,4% para la economía portuguesa este año y un crecimiento del 0,3% en el 2012, pero agregó que esas previsiones no tenían en cuenta las probables medidas de austeridad adicionales y una menor inversión fiscal.

La semana pasada, el Parlamento rechazó las medidas de austeridad del Gobierno, provocando la dimisión de su primer ministro.