Washington. El Banco Mundial pedirá en la reunión de líderes del G-20, que se realizará este fin de semana en Canadá, que no se permita que las demandas inmediatas de la contención de la crisis de deuda soberana resten atención a la necesidad de un crecimiento sustentable en el largo plazo.

El banco, en un documento preparado para la cumbre del G-20 en Toronto, también pidió a los países avanzados que alienten una economía mundial más multipolar y garanticen que menos personas caigan en la pobreza.

El banco sugirió que en vez de considerar que las dificultades de deuda de Europa son la fase siguiente de la crisis financiera global, se debe pensar en que la economía mundial enfrenta un período en que el mayor desafío es el crecimiento sustentable.

El informe señala que, hasta ahora, los países se han concentrado en la contracción fiscal y la deuda, pero estos son sólo la mitad de la historia ya que el mundo y Europa necesitan recuperar un crecimiento robusto.

El documento añade que sin este crecimiento, los ajustes fiscales serán más dolorosos y las políticas menos manejables.