Bangkok. Asia Oriental fue el motor de la economía mundial en 2012, con un crecimiento medio del 7,5%, "mas alto que en cualquier otra región del mundo", dijo este lunes el Banco Mundial (BM) al presentar su último análisis en Singapur.

La agencia multilateral prevé que las exportaciones de esa parte del mundo se estabilicen y que las economías crezcan 7,8% este año, y en 2014 7,6%, entre ellos China aportará 8,3% y 8%, respectivamente.

La previsión para la economía mundial parte de un alza del 2,4% en 2013 y del 3% al año siguiente.

"La región de Asia Oriental y el Pacífico contribuyó con alrededor del 40% al crecimiento mundial en 2012. La economía mundial aún depende del crecimiento de esta región donde aumenta la confianza de los inversores y los mercados financieros permanecen sólidos", dijo el vicepresidente para Asia Oriental y el Pacífico del BM, Axel van Trotsenburg, según un comunicado.

El organismo apuntó que los riesgos procedentes de la zona euro y Estados Unidos en la región han remitido desde mediados del año pasado.

Van Trotsenburg señaló que es un buen momento para que los gobernantes "se centren en ayudar a los más pobres con inversiones mayores y de mejor calidad que permitan compartir el crecimiento".

El jefe de economistas para Asia Oriental y el Pacifico del BM, Bert Hofman, dijo que la mayoría de las economías emergentes de la región están bien preparadas contra los golpes externos, por lo que consideró en algunos casos contraproducente mantener las medidas de estimulo económico, por su efecto inflacionario.

La agencia multilateral animó a la mayor parte de los gobiernos de la región a acrecentar la productividad con inversiones en infraestructuras y capital humano.

El análisis del BM ha surgido unos días después de que el Banco Asiático de Desarrollo presentase su panorámica para 2013, en la que concedió a Asia y el Pacífico un crecimiento del 6,6% en 2013 y del 6,7% en 2014.

El Banco Asiático de Desarrollo calculó que la economía que más crecería este año en Asia Oriental sería Mongolia (16,5%), por delante de China (8,2%); en Asia Central, Turkmenistán (9%); en Asia del Sur, Bután (8,6%), antes que India (6%); en el Sudeste Asiático, Laos (7,7%), más que Singapur (2,6%); y en el Pacífico, Timor Oriental (10%).