Quito. El Banco Mundial dijo este martes que ampliará su cartera crediticia para Ecuador a unos US$1.400 millones, luego de retomar sus relaciones quebrantadas en la última década con el país y apostar al programa macroeconómico planteado por el presidente Lenín Moreno.

El anuncio se realizó luego de que una misión del Gobierno ecuatoriano se reuniera la semana pasada en Washington con organismos multilaterales, en momentos en que la nación petrolera busca financiamiento para cubrir sus elevados gastos.

"Nuestro portafolio actual de préstamos y asistencia financiera en Ecuador está en US$1.000 millones y la buena noticia es que seguramente hasta este viernes habremos ampliado ese portafolio a US$1.400 millones", dijo el director del Banco Mundial para varios países de la región, Alberto Rodríguez, tras una reunión con Moreno en Quito.

"Creemos que la política económica que está planteando el presidente(...) promete conseguir estabilidad macroeconómica a largo plazo", agregó. "Creemos que las señales son positivas y es el momento de apostar más en Ecuador".

"Creemos que la política económica que está planteando el presidente Lenin Moreno (...) promete conseguir estabilidad macroeconómica a largo plazo", agregó el Banco Mundial.

Quito se mantuvo alejado de los organismos internacionales durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, quien expulsó en el 2007 a la misión del Banco Mundial del país, acusándola de "chantaje" por suspender la entrega de un empréstito luego de aprobar polémicas reformas petroleras.

Moreno está apuntando a los organismos multilaterales para poder obtener financiamiento y reducir su abultado déficit fiscal desde el 7,2% al 5,3% a fines de año, según datos oficiales.

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) arribará el miércoles a Quito para realizar una evaluación habitual de la economía, lo que sería el primer paso para plantear algún tipo de acuerdo en el corto plazo, según analistas.

"Los multilaterales creemos que son una opción importante en estas circunstancias", reconoció el ministro de Economía ecuatoriano, Richard Martínez, a periodistas, quien ha dicho que el país esperará mejores condiciones del mercado de capitales para realizar emisiones de bonos.

Ecuador espera aprobar en los próximos días una ley de incentivos tributarios y atracción de inversión privada. Asimismo, impulsa un plan de austeridad, especialmente en reducción de gastos administrativos del Estado.