El crédito apoyará acciones gubernamentales orientadas a reducir el déficit fiscal de Honduras, que el año pasado se elevó a 7,9% del producto interno bruto (PIB), indicó en un comunicado la oficina del Banco Mundial (BM) en Tegucigalpa.

Los recursos contribuirán a la sostenibilidad fiscal de Honduras para fortalecer la gestión de la nómina de personal, la eficiencia de las contrataciones públicas y la administración de la deuda pública, según la nota.

El ministro hondureño de Finanzas, Wilfredo Cerrato, dijo que el gobierno de su país está “comprometido” con la implementación de acciones que les permitan alcanzar “una mayor estabilidad fiscal y un crecimiento económico sostenido e incluyente” con el fin de reducir la pobreza y garantizar la protección a los más vulnerables.

El préstamo contribuirá “a mejorar la sostenibilidad financiera y la transparencia” de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), que atraviesa por una crisis económica en parte por fallas administrativas y técnicas que arrastra desde hace varios años.

Además, apoyará acciones para mejorar la sostenibilidad financiera y la transparencia de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) , que tiene un gran impacto fiscal para el país en subsidios, exenciones tributarias y garantías y cuyas pérdidas constituyeron en 2013 un 1,8% del PIB.

Los recursos también contribuirán a focalizar programas sociales, incluyendo el fortalecimiento del Registro Único de Participantes (RUP) con el propósito de brindar protección social al 45% de los 8,5 millones de habitantes que tiene el país y que viven en extrema pobreza, añade el comunicado.

El crédito junto a los esfuerzos del Gobierno hondureño permitirán al país “contar con más recursos para atender a la población más pobre” , indicó el representante del Banco Mundial en la nación centroamericana, Giorgio Valentini.

Lo anterior, según Valentini, también le permitirá a Honduras “disponer de más oportunidades de desarrollo para todos” .

El BM precisó que el préstamo proviene de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) , el fondo del Banco para los países más pobres, y tiene un plazo de vencimiento de 25 años y un período de gracia de cinco años.