Managua. El Banco Mundial (BM) aprobó dos créditos por un total de US$24 millones que destinará a Nicaragua y Honduras para enfrentar catástrofes naturales, informó el portal oficial de noticias "El 19 Digital".

Nicaragua recibirá US$12 millones y a Honduras le corresponderá la misma cantidad, difundió el medio que citó como fuente a la directora interina de la entidad para Centroamérica, Maryanne Sharp.

Detalló en la ciudad de Managua que los fondos corresponden al Mecanismo de Seguros contra Riesgos Catastróficos del Caribe (CCRIF, por sus siglas en inglés).

Ambas naciones centroamericanas dispondrán de estos fondos de manera inmediata con el propósito de atender emergencias por huracanes, terremotos o lluvias.

Los créditos serán aportados por la Asociación Internacional de Fomento (AIF) del BM que otorga recursos a los países más pobres.

El fondo para Nicaragua tiene un plazo de vencimiento de 40 años y un período de gracias de otros diez, mientras que el de Honduras vence en un plazo de 25 años con un período de gracias de cinco.

"Los desastres de gran magnitud provocados por fenómenos naturales ponen en peligro los esfuerzos de los gobiernos para reducir la pobreza y fomentar la prosperidad", indicó Sharp.

Estos fenómenos, por tanto, "amenazan con revertir los avances alcanzados" en cuanto a desarrollo.

Honduras y Nicaragua son altamente "vulnerables" a los efectos adversos asociados con terremotos, huracanes, tormentas, inundaciones, deslizamientos y lluvias en exceso.

"Entre 1990 y 2012, las pérdidas económicas anuales por estos fenómenos fueron equivalentes al 1,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua y al 2,8 por ciento en Honduras", indicó.

El CCRIF lo integran 17 Estados y fue creado en el 2007 para ayudar a los países del Caribe a recuperarse con mayor rapidez de las emergencias y atender los desastres.