El Banco Mundial aprobó el envío de US$55 millones en concepto de ayuda a proyectos de desarrollo en los territorios palestinos para los próximos dos años.

La decisión, adoptada el viernes, tiene como objetivo "mantener el respaldo al fortalecimiento institucional del futuro estado palestino" a través del apoyo al sector privado para estimular el crecimiento económico, reportó en la mañana de este sábado la agencia Europa Press.

El Banco Mundial advirtió de un alarmante descenso de las contribuciones económicas a los palestinos y la Autoridad Palestina se enfrenta a un déficit presupuestario de más de US$1.100 millones.

"La situación fiscal palestina sigue empeorando a pesar de los esfuerzos para reducir el gasto e incrementar los beneficios", constató la directora del Banco Mundial para Gaza y Cisjordania, Mariam Sherman, quien vinculo este problema con el embargo israelí a fondos palestinos.

"El problema está conectado con el sistema de restricciones al acceso por tierra y agua, así como a los mercados de exportación (de los territorios), lo que impone costos económicos y reduce el crecimiento del sector privado" explicó Sherman a través de un comunicado recogido por la agencia de noticias palestina Maan.