Pekín. China seguirá siendo el centro de la atención de la actividad económica en la región del este del Asia y del Pacífico, ya que se intensificarían las exportaciones de materiales y bienes semi terminados del este de Asia a China para su procesamiento y exportación a destinos de altos ingresos, señaló el Banco Mundial.

En su último informe anual sobre las perspectivas para la economía mundial, el Banco Mundial señala que los precios mundiales de los metales y minerales enfrentarán fuerte presión alcista si la demanda de China, el mayor consumidor mundial de la mayoría de metales y minerales, sigue robusta.

El Banco Mundial mantuvo las proyecciones que hizo en noviembre para el producto interno bruto de China. Indicó que la economía china probablemente crecerá 10% en 2010, por sobre 9,1% del año anterior, y que probablemente se expandiría 8,7% en 2011 y 8,4% en 2012, debido al retiro del estímulo fiscal de Beijing, restricciones en el mercado de la vivienda y otros sectores sobrecalentados, y un ajuste de las condiciones monetarias de cara a las crecientes presiones inflacionarias.