México D.F. El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, afirmó que el programa “Oportunidades” de México es un ejemplo de la respuesta que deben tener los gobiernos frente a las crisis financieras.

 Afirmó que el proyecto “fue un maravilloso ejemplo de cómo en esta crisis, aprendimos la lección de los 90, de que en esta crisis, la estabilización macro-económica no es suficiente”.

 Oportunidades es un programa nacional para el desarrollo humano de la población en pobreza extrema, para lo cual se les entrega apoyos en educación, salud, nutrición e ingreso.

Según  Zoellick  la crisis dejó la lección de que “hay que enfocarse en programas sociales efectivos, como los que tienen en pie países como México y Brasil o Colombia”, dijo El Universal.

 Agregó que “en otros países estamos viendo ahora cómo aprender de las lecciones de México, y ayudarlos a desarrollar programas, si los países no tienen la capacidad económica”.

 El presidente del Banco Mundial que en 2009, México además de la crisis económica debió enfrentar la influenza humana, la baja en las remesas, en las exportaciones y en la inversión.

 Al respecto, dijo que “felicito a las autoridades mexicanas porque ellos pusieron en pie un buen programa de estímulos y nos complació que el Banco Mundial haya jugado un papel importante”.