Santiago. El Banco Mundial dio a conocer este miércoles los resultados de una auditoría externa e independiente que fue solicitada para revisar los rankings de Chile en el informe Doing Business.

Todo esto, luego de que el ex economista jefe de la institución, Paul Romer, acusara que existió manejo político de la metodología del informe para perjudicar al gobierno de Michelle Bachelet.

El informe, indicaron, concluyó que los dichos de Romer eran “infundados y sin sustento”, y que las acusaciones de manipulación de datos “carecen completamente de evidencia”.

Los cambios metodológicos “reflejan un intento genuino del Banco Mundial por mejorar los indicadores”, señalaron a través de un comunicado recogido por el Diario Financiero.

No sólo esto, sino que “Chile es menos afectado por los cambios en la metodología que muchas otras economías”.

El informe externo le recomendó al Banco Mundial que a futuro mantenga al mínimo los cambios en los indicadores existentes y que agregue nuevos, dando también mayor enfoque a la comparatibilidad de los resultados publicados cada año.

Recomendaciones que el Banco Central dijo estar “considerando seriamente”, y aseguró que “tomaremos medidas para implementar mejoras según sea necesario”.

La entidad defendió finalmente que el cuestionado índice Doing Business “sigue siendo una herramienta única e invaluable para los países que buscan mejorar su clima de negocios, y creemos que en el futuro será un informe aún más sólido y necesario”.

El estudio estuvo liderado por Randall K. Morck, presidente de la cátedra de Finanzas Stephen A. Jarislowskyun y condecorado profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Alberta.