Andina. El nuevo gobierno del Perú debe mantener la política macroeconómica y fiscal que ha venido aplicando el país en la última década para asegurar un avance efectivo en la reducción de la pobreza, señaló este martes el Banco Mundial.

El director para Centroamérica y ex director para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela del Banco Mundial, Felipe Jaramillo, sostuvo que el crecimiento económico registrado ha generado progreso social y mayor infraestructura.

Indicó que ello ha redundado en un acceso, cada vez mayor, de la población a los servicios básicos y programas sociales.

“Si bien todavía hay mucho trecho por recorrer queremos resaltar los logros que el país ha logrado desde el 2000 a la fecha, y que son muchos mayores a lo alcanzado en los últimos 30 años anteriores a la última década”, declaró.

En ese sentido, anotó que el Perú se ha posicionado como un lugar muy importante en América Latina y tiene la oportunidad inmensa de que en los próximos cinco años, pase de ser la estrella regional en ser uno de los referentes a nivel mundial.

“Ello sólo se podrá lograr si se mantiene el ritmo de crecimiento económico obtenido hasta ahora, además de focalizar mejor la acción publica en programas sociales para que los beneficios del progreso lleguen a todos los peruanos”, subrayó.

Jaramillo precisó que los resultados positivos que actualmente vive el Perú han logrado corregir muchos de los errores del pasado, y en ese sentido, los planes de gobierno de los candidatos a la Presidencia de la República son conscientes de ello.

Respecto a la coyuntura electoral que se vive actualmente, comentó que el rumbo del Perú está bastante claro y es muy difícil que alguien venga de un momento a otro a hacer un cambio radical.

“Lo que podemos decir es que el manejo de Perú en los últimos años, ha sido y es realmente extraordinario en toda América Latina, y ello hay que mantenerlo, preservarlo e impulsarlo”, puntualizó.

Añadió que si el país logra mantener el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) es posible que pronto se acerque al crecimiento de las economías asiáticas que ahora lideran el escenario mundial.

“Sospecho que todos los candidatos comparten los planteamientos básicos que hemos dado aquí”, manifestó luego de participar en la presentación del libro “Perú en el umbral de una nueva era: lecciones y desafíos para consolidar el crecimiento económico y un desarrollo más incluyente”.

Finalmente subrayó que uno de los elementos centrales del éxito de Perú ha sido mantener un ambiente de estabilidad jurídica y un manejo macroeconómico sano que le ha dado la confianza a los inversionistas, nacionales e internacionales, para apostar por el país.