La ralentización del crecimiento de China no es algo inesperado. De hecho, es deseable en una perspectiva a corto y medio plazo, en un momento en que el país da prioridad a equilibrar las reformas y gestionar la demanda a corto plazo, dijo el Banco Mundial hoy miércoles.

En el plazo más inmediato, la moderación económica de China refleja políticas para desacelerar el rápido crecimiento del crédito, contener la banca en la sombra, limitar la deuda de los gobiernos locales y reducir el exceso de capacidad industrial, lo que ofrece soluciones a las debilidades que surgieron tras la crisis financiera global de 2008, de acuerdo con la última Actualización Económica de China del Banco Mundial, publicada en Beijing.

"A medio plazo, un crecimiento más bajo es consistente con un cambio gradual del modelo económico de China, de la manufactura a los servicios, de la inversión al consumo, y de las exportaciones al gasto doméstico", según el documento.

El equilibrio de las reformas y la gestión de la demanda a corto plazo siguen siendo prioridades en 2015, ya que las medidas a gran escala y amplias destinadas a apoyar el crecimiento más inmediato pueden entrar en conflicto con los esfuerzos para incrementar la sostenibilidad del crecimiento a medio plazo.

"Llevar a cabo un cambio gradual hacia un camino de crecimiento más sostenible supone desafíos para los elaboradores de políticas, dadas las debilidades de los sectores reales y las vulnerabilidades del sistema financiero", añade el informe.

Los esfuerzos para recortar el exceso de capacidad en la industria pesada, disminuir el riesgo de baja productividad en la banca en la sombra, y solidificar las restricciones en los gobierno locales ayudará a que la inversión sea más eficiente y a realinear el crecimiento a medio plazo. Sin embargo, estas reformas deprimen la actividad económica a corto plazo, avisa el dodumento.

El Banco Mundial predijo que la economía de China crecería en un 7,1% en 2015 y en un 7% en 2016.

En 2014, el crecimiento fue del 7,4%, el ritmo más bajo de los últimos 24 años, aunque con un mayor enfoque en la alta calidad y la innovación.