En medio de un alentador panorama económico, político y social, el presidente Porfirio Lobo concluyó ayer su visita en Washington luego de haberse reunido por primera vez con el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama.

Al cierre de su gira, el Presidente de la República dialogó con los máximos dirigentes de los organismos de crédito internacional en un encuentro en el que se garantizó absoluta colaboración al gobierno de Honduras.

Lobo Sosa conversó, a puerta cerrada, con los representantes del Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el apoyo financiero que requiere el país para el sostenimiento de la economía, la generación de empleo y el combate del crimen organizado y el narcotráfico.

El aporte al presupuesto general de la república establecido en más de 140 mil millones de lempiras para el año 2012 y la agilización de obras de infraestructura también fueron tema de análisis entre el gobernante y los organismos de crédito externos. Se estima que Honduras mantiene en la actualidad una cartera crediticia superior a los 700 millones de dólares con el BID y el Banco Mundial.

El acercamiento se produjo luego de la histórica visita a la Casa Blanca en donde el gobernante hondureño fue recibido por su homólogo estadounidense, el pasado miércoles en horas de la tarde.

El Heraldo fue el único medio impreso que dio cobertura al crucial acercamiento en el que Obama se comprometió a incrementar el apoyo de los Estados Unidos a Honduras en materia de seguridad, justicia y en particular en derechos humanos.

Obama mostró su preocupación por la situación de los derechos humanos en Honduras y los niveles de inseguridad que acechan en toda la región centroamericana.

"Claro está, hay mucho todavía que hay que hacer, estamos ansiando poder conversar ahora con el presidente Lobo para ver cómo podemos ayudar para lograr que se fortalezca aun la observación de los derechos humanos también vamos a hablar de formas en que podemos trabajar juntos para aumentar el nivel de seguridad tanto en Honduras como en América Central", declaró el miércoles el presidente norteamericano.

Consultada ayer sobre esta preocupación del presidente de los Estados Unidos, la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, dijo que "en Honduras existen debilidades en las instituciones encargadas de investigar los delitos y las violaciones a los derechos humanos".

"Hay que mejorar los niveles de coordinación con las secretarías de Estado que convencionalmente son las que violentan los derechos humanos en este caso la Secretaría de Seguridad a través de los agentes de la Policía y la Secretaría de Defensa", declaró.

Intensa agenda. En su cuarto y último día en Washington, Lobo Sosa también se reunió con los congresistas Kay Granger, presidente del subcomité de Apropiaciones; Michael Honda, vicepresidente del subcomité de Apropiaciones; Eni Faleomavaega, vicepresidente del subcomité de Relaciones Exteriores, y David Rivera, miembro del subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental.

El titular del Ejecutivo además participó como orador ante la Cámara de Comercio de Estados Unidos en el marco de la cumbre sobre Responsabilidad Social Empresarial.

Ante decenas de empresarios e inversionistas estadounidenses Lobo Sosa habló de la necesidad de crear riquezas, pero con justicia social. "Sabemos que el Estado no puede generar tantas riquezas, en el caso nuestro tenemos un gran problema de desempleo y la única forma en que podemos superarlo es generando mayor inversión y capital", manifestó el titular del Ejecutivo.

"Honduras tiene todo para invertir. Es vital crear riquezas pero entendiendo que no puede haber paz y armonía si no hay justicia social, nosotros hemos reafirmado el principio que en nuestro gobierno tenemos que proteger e incentivar la inversión, pero un marco social empresarial o lo que llamamos como economía social de mercado", explicó a los inversionistas estadounidenses.

El gobernante también sostuvo ayer un acercamiento con los miembros de la Agencia Interagencial del Hemisferio Occidental de los Estados Unidos, con quienes dialogó sobre las acciones de ayuda a aplicar en el combate al crimen organizado y el narcotráfico.

En el encuentro el mandatario hondureño expuso a los funcionarios norteamericanos que en la región centroamericana estos enemigos comunes solo se pueden derrotar con la ayuda y cooperación internacional.

En el encuentro participaron el secretario de Estado Adjunto para Narcóticos y Seguridad, William Brownfield; la subsecretaria de Seguridad Nacional para Asuntos Internacionales, Mariko Silver; la subsecretaria Adjunta para Asuntos de Cuba, América Central y el Caribe, Julissa Reynoso, y el administrador Adjunto para América Latina y el Caribe de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Mark Feierstein.

Sobre esta reunión, el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, dijo que las agencias que tienen acciones de seguridad y justicia en Estados Unidos han atendido el pedido hondureño y han ofrecido más apoyo en programas de capacitación, dotación de equipo, tareas conjuntas e intercambio de información.

"Se llegó a un acuerdo que en el tema del combate al crimen organizado y narcotráfico se trabaje de forma conjunta con los países de la región a través del Sistema de Integración de Centroamérica (Sica), para que así los resultados sean de forma regional", añadió. En su estadía, el titular del Poder Ejecutivo estuvo bajo un estricto resguardo de agentes del servicio secreto de Estados Unidos que le acompañaron durante las reuniones programadas dentro y fuera del hotel en el que se hospedó.

Tras su primera reunión con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el mandatario Porfirio Lobo tendrá que alistar de nuevo maletas para viajar a Ciudad del Vaticano.

El mandatario confirmó que el próximo martes viajará a el Vaticano junto a la primera dama, Rosa Elena de Lobo, a su primera reunión con el papa Benedicto XVI.

Lobo Sosa será recibido en la Santa Sede a mediados de la próxima semana, confirmó el secretario de Relaciones Exteriores, Arturo Corrales.

El funcionario explicó que en las próximas semanas Lobo Sosa también tiene previsto viajar a Venezuela y Paraguay para atender invitaciones giradas por los presidentes de ambos países.