El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, afirmó durante su comparecencia en la cumbre internacional de inversores en la India que el país asiático "será un punto de luz dentro de un contexto económico mediocre".

Kim destacó que la India se encuentra "bien encaminada" en su objetivo de reducir la pobreza extrema, y mostró su convicción de que el país será un "líder mundial en la eliminación de la pobreza, que tiene durante la próxima década una oportunidad única".

El presidente del Banco Mundial se declaró además "entusiasmado" por trabajar con la India en energías renovables, al asegurar que el país asiático dispone de "potencial" para liderar la producción de energía solar en el mundo.

Kim asiste a la cumbre Gujarat Vibrante, que preside el primer ministro indio, Narendra Modi, al que calificó de "líder visionario".

La cumbre Gujarat Vibrante, situada en el estado occidental indio del mismo nombre, fue instaurada en 2003 por Modi cuando era jefe de gobierno de la región y desde entonces se han celebrado seis ediciones, todas ellas impulsadas por el actual primer ministro.

Gujarat, uno de los estados indios más pujantes, se caracteriza por su clima favorable a la inversión, y la celebración de la cumbre ha aportado a lo largo de los años un gran número de ideas que han convertido la región en un "centro global de negocios", según los organizadores.

Entre los participantes al evento están también el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, además de representantes de un centenar de países y multinacionales.