Singapur/Pekin. La inflación sigue siendo un gran desafío y se necesitan políticas monetarias más estrictas en Asia oriental, afirmó este lunes el Banco Mundial, que minimizó el riesgo que pueda representar el devastador terremoto de Japón para el crecimiento regional.

En su informe semestral Actualización Económica sobre el Este de Asia y el Pacífico, el Banco Mundial elevó su pronóstico de crecimiento regional para el 2011, pero indicó que la lucha contra la inflación pesará sobre las economías de China y Malasia.

"El año pasado fue un muy buen año. El este de Asia lideró al mundo en lo que respecta a recuperación. Ahora la gran pregunta es: ¿Asia oriental puede sostener esa recuperación?", dijo Vikram Nehru, economista jefe del Banco Mundial para la región del este de Asia y el Pacífico.

"En el corto plazo, ya hay dos grandes temas. Primero, está la tragedia en Japón (...) y el segundo asunto es el de la inflación. Creo que la inflación está subiendo", indicó.

Aunque Japón sufrirá perjuicios económicos de corto plazo a causa del desastre de este mes, el banco afirmó que su impacto en la región debería limitarse a un trimestre o dos.

"Mientras los esfuerzos de reconstrucción se ponen en marcha, debería haber un repunte en la actividad económica que impulse el crecimiento", declaró Ivailo Izvorski, economista líder del Banco Mundial para Asia oriental.

Se requieren políticas más estrictas. El Banco Mundial pronosticó que las naciones en desarrollo del este de Asia crecerán un 8,2% en el 2011, por encima de la previsión del 7,8% que entregó hace seis meses, aunque una clara desaceleración respecto al crecimiento del 9,6% estimado para la región en el 2010.

También advirtió que los bancos centrales de la región corren el riesgo de quedar rezagados en el combate contra las presiones inflacionarias si no elevan las tasas de interés y permiten el alza de sus divisas.

Para China, la economía más grande de la región, donde las autoridades han utilizado encajes y otros controles directos de precios para limitar la inflación, el organismo multilateral con sede en Washington ve la posibilidad de alzas de tasas y una apreciación del yuan.

"Plantearía que como hay más espacio para alzas en la tasa de interés en China, hay más espacio para políticas de contracción", sostuvo Nehru.

"También sé que las autoridades están haciendo mucho para enfriar los precios de los activos al tomar acciones enfocadas en los mercados de activos de áreas específicas, y eso también es bienvenido", declaró.

Excluyendo a China, el este de Asia en desarrollo probablemente se expanda un 5,3% este año, menos que el 6,7% del año pasado, indicó el reporte.

China, la segunda mayor economía del planeta, podría crecer al 9% este año, más lento que el 10,3% del año pasado, agregó.