El Banco Mundial (BM) anunció este miércoles que apoyará a Bolivia hasta 2015 con más de US$250 millones que serán destinados a proyectos de desarrollo rural y mejoramiento de carreteras. El BM indicó que las políticas de inclusión social que se aplican en el país tuvieron éxito.

Así lo indicó el representante del BM en ese país, Óscar Avalle, luego de la reunión que sostuvo este miércoles con el presidente Evo Morales con el objetivo de presentar la primera estrategia de apoyo a Bolivia entre el 2012 y 2015 que contempla un apoyo de más de US$250 millones adicionales.

“Hemos tenido una reunión con el presidente (Evo Morales Ayma) para presentarle la estrategia del Banco Mundial por cuatro años de apoyo financiero al Gobierno y al pueblo boliviano por más de US$250 millones adicionales”, precisó el funcionario.

Además, en dicho encuentro que se realizó en el Palacio Quemado, Avalle presentó a su sucesor, Faris Hadad Zervos, quien ejercerá funciones en Bolivia por tres años, a partir de hoy. El ejecutivo saliente precisó que los US$250 millones serán destinados a proyectos de desarrollo rural como “de desarrollo alimentario” y mejoramiento de carreteras principalmente en las regiones de San Buenaventura (La Paz) y Rurrenabaque (Beni).

Óscar Avalle también recordó que actualmente Bolivia cuenta con un programa diversificado de 13 proyectos de inversión, cuyo monto asciende a más de US$400 millones.

“La nueva alianza estratégica 2012-2015 orientará la formulación de programas y proyectos de inversión que beneficiarán a más de tres millones de personas de manera directa e indirecta, la mayoría de los sectores más pobres de la población”, según información difundida por el BM.

Además, los recursos que fueron programados ayudarán a que al menos un millón de agricultores incrementen sus ingresos y salgan de la pobreza extrema, se informó.

Igualmente se ha estimado que dos millones de habitantes de El Alto, La Paz y áreas rurales se beneficiarán del mejoramiento de infraestructura vial porque podrán circular en mejores condiciones por la carretera San Buenaventura-Ixiamas, en el Norte Amazónico de La Paz, y por caminos mejorados en Oruro, Cochabamba, La Paz, Tarija y Santa Cruz.

Por su parte, el nuevo representante del BM, Faris Hadad Zervos, indicó que las políticas de inclusión aplicadas por el Gobierno tuvieron éxito.

Según Hadad, la estrategia 2012-2015 prevé contribuir al desarrollo humano con acciones en salud materno-infantil e infraestructura de agua y saneamiento para cerca de un millón de personas. Además, apoyará la agenda de descentralización y autonomía del Estado, así como el Sistema Nacional de Planificación.

A decir del nuevo funcionario, la estrategia ha sido formulada en concordancia con los objetivos expuestos en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) de Bolivia, el cual da prioridad a la transformación de la agricultura para reducir la pobreza rural, al mejoramiento de la infraestructura para fomentar el desarrollo y al incremento de los servicios básicos.

“Para nosotros el Banco Mundial ha tenido muy buena relación con el Gobierno. Y para mí las metas del Banco Mundial seguirán siendo de ser un socio de Bolivia en su vía de desarrollo inclusivo. Tenemos que continuar con la alianza estratégica”, manifestó Faris Hadad Zervos.

El 7 de diciembre, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, destacó los logros de Bolivia en materia de reducción de la pobreza y distribución del ingreso, así como de la solidez en las políticas económicas.

Destacan la política económica. En criterio de Óscar Avalle, el Gobierno implementó políticas macroeconómicas prudentes que permitieron al país solventar las crisis financieras en años anteriores. Expresó su optimismo para que el país pueda soportar ahora los impactos de la crisis global.