Pasar al contenido principal
Banco Mundial otorgaría hasta US$200.000M para ayudar a la crisis europea
Miércoles, Noviembre 2, 2011 - 09:20

Robert Zoellick, titular de la entidad, señaló que que los bancos europeos estaban vendiendo activos para recaudar capital y que había riesgos de que pudieran reducir el financiamiento, lo que afectaría a los países del sudeste europeo y a los Balcanes.

Washington DC -Baltimore. Los bancos de desarrollo podrían entregar hasta US$200.000 millones en financiamiento para ayudar a las naciones pobres a lidiar con los remezones causados por la crisis en Europa, dijo este martes el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.

Antes de una cumbre de líderes del Grupo de los 20 en Francia el 3 y 4 de noviembre, Zoellick indicó que los países en desarrollo sentían el impacto de la crisis de deuda de la zona euro mediante la mayor volatilidad de los mercados, una demanda más débil e indicios de contracción en el financiamiento para el comercio.

"Hemos estimado con los bancos de desarrollo regionales que podemos entregar poco más que US$200.000 millones en financiamiento, repartidos en un gran conjunto de herramientas", indicó Zoellick, agregando que "el monto del Banco Mundial es de US$150.000 millones".

También señaló que los bancos europeos estaban vendiendo activos para recaudar capital y que había riesgos de que pudieran reducir el financiamiento, lo que afectaría a los países del sudeste europeo y a los Balcanes.

Exhorto. Zoellick exhortó al G-20 a actuar para impulsar la confianza de los mercados y comprometer acciones para impulsar el crecimiento global y la creación de empleos que ayudaría a los países en desarrollo.

"Sería muy útil que los líderes del G-20 envíen una señal fuerte de acompañamiento después del anuncio de la zona euro de manera de sostener y generar confianza", indicó Zoellick a la prensa.

Un nuevo plan de la zona euro para responder a la crisis, en parte mediante la extensión del poder de su fondo de rescate, compró algo de tiempo, pero el desafío es construir y sostener la confianza en los mercados para evitar más daños, indicó Zoellick.

También declaró que la convocatoria del gobierno en Grecia a un referendo sobre un nuevo plan de rescate al país, que tomó por sorpresa a los líderes de la zona euro, se suma a la incertidumbre del mercado y que su fracaso "sería un caos".

Llamado. Zoellick llamó a los líderes del G-20 a evitar la búsqueda de reconocimiento político a nivel nacional y advirtió que la economía mundial "sigue temblorosa y al filo por el momento", agregando que podría caer rápidamente si el impulso para combatir la crisis de la zona euro no era sostenido.

Una forma de impulsar el crecimiento global es asegurar que los países en desarrollo sean parte de los planes del G-20 para impulsar el crecimiento y crear empleos, declaró Zoellick.

También señaló que Europa y otros no deberían "buscar una solución mágica de los chinos", ya que el ingreso per cápita de China era de US$4.000 en comparación con los US$38.000 por persona de Europa.

"En Cannes, los países deben seguir el plan de la zona euro, necesitan poner la atención en el crecimiento y estrategias de empleos, y necesitan reconocer que los países en desarrollo son una fuente clave de soluciones para el mundo", sostuvo.

Zoellick también llamó al G-20 a combatir la volatilidad en los precios de los alimentos, que afecta a los más pobres. Un índice trimestral actualizado de precios de los alimentos, publicado por el Banco Mundial, arrojó el martes que los precios globales se mantenían altos y volátiles.

Autores

Reuters