El vicepresidente del Banco Mundial (BM), Jorge Familiar, sostuvo que el Perú constituye un ejemplo en la región y cuenta con instituciones sólidas y estables, que permiten avizorar buenas oportunidades para apuntalar el crecimiento.

"Lo que ha cambiado en el Perú, como en otros países de América Latina, ha sido convertir el buen manejo de la macroeconomía en un valor esencial, una cuestión nacional. Perú es un ejemplo en el área, con instituciones sólidas y estables. Hay muy buenas oportunidades para apuntalar el crecimiento en el país", destacó.

Asimismo, resaltó la tecnificación de la minería y su potencial catalizador de inversión privada que existen en el Perú. "No hay necesidad de cambiar de modelo, sino de diversificar", añadió.

Además, dijo que el Perú debería incidir en los próximos años en el desarrollo de ciudades intermedias. "Lima es muy grande y tener más polos económicos sería muy deseable", indicó Familiar.

El ejecutivo del BM brindó estos alcances durante el foro El Perú, en futuro, organizado hoy por diario El País, en Madrid, que contó con la participación del presidente Ollanta Humala, quien se encuentra en visita de Estado en España.

Familiar refirió también, en un nota que reseña el diario El País, que el mayor déficit de infraestructuras en el Perú es en aeropuertos, puertos y carreteras.

"Actualmente, la región invierte entre el 2 por ciento y el 3 por ciento en infraestructuras y habría que duplicar esa tasa", señaló.

"Desde el punto de vista de ejecución del gasto público, el Perú es quizá demasiado prudente. Esto es bueno y es malo a la vez: permite tener bajo control las finanzas del Estado, pero se pierde un buen catalizador de inversión privada", subrayó.