Montevideo. El Banco Mundial trabaja con Uruguay en un crédito contingente de hasta US$200 millones para enfrentar las dificultades de acceso al financiamiento en medio de la crisis externa, dijo el domingo a Reuters un funcionario del banco.

El dinero se adicionará a los US$260 millones que el banco le había autorizado al país sudamericano en octubre para fortalecer el programa de la administración pública, mejorar su competitividad comercial y la inclusión social.

"Está la voluntad de prestar hasta US$200 millones (...) lo más probable es que se use para un financiamiento que va directamente al presupuesto, para contribuir a la estrategia del Gobierno y respaldar un programa de reformas", dijo a Reuters el representante del BM en Uruguay, Peter Siegenthaler.

El funcionario precisó que proseguirá una serie de reuniones para determinar el monto y cuál es el mejor momento para su desembolso.

"Hay voluntad de los dos lados y estaremos discutiendo la modalidad, fechas exactas y montos exactos. Es financieramente viable, sin dudas", agregó.

La línea contingente que la institución autorizó al país sudamericano en octubre -que estará disponible durante tres años- fue acordada con una tasa variable de repago y un período de gracia de 15 años.

Anteriormente, en febrero del año pasado, el BM le había habilitado un crédito por US$100 millones.

Uruguay también dispone de US$400 millones de la Corporación Andina de Fomento y de otros US$470 millones del Fondo Latinoamericano de Reservas. Además, negocia con el Banco Interamericano de Desarrollo el acceso a otros US$300 millones.