Andina. El IFC, miembro del grupo Banco Mundial, promueve la acción del sector privado para hacer frente a los desafíos generados por el cambio climático en el país, fomentando el diálogo sobre la urgencia de implementar estrategias sostenibles de mitigación y adaptación.

Alrededor de 200 representantes de empresas líderes en el mercado, así como del sector público y la sociedad civil, se reunieron en la conferencia organizada por IFC este jueves en Lima para discutir los retos y las oportunidades del sector privado frente al cambio climático.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia brindó un valioso apoyo a la conferencia, la cual se enfocó en temas de gestión de riesgos y oportunidades de negocios relacionadas al cambio climático. La conferencia es la primera que IFC organiza en la región sobre esta temática.

El director ejecutivo de Perú 2021, Henri Le Bienvenu, indicó que dicha entidad contribuye a este importante evento pensando en promover la preservación del ambiente para futuras generaciones.

“Perú 2021 tiene como un stakeholder importante al Ambiente, dentro de su modelo de responsabilidad social. Por esto, capacita a las empresas con cursos sobre mercados de carbono, facilitando el desarrollo de proyectos de Mecanismo de Desarrollo”, señaló.

Explicó que pese a que Perú no es emisor significativo de gases efecto invernadero comparado con otros países, incorporar tecnologías limpias puede mejorar la competitividad del país por la diversificación energética y una reducción en el costo de energía gracias a un uso más eficiente de la energía.

IFC ofrece un enfoque único para hacer frente a los efectos del cambio climático. IFC planea incrementar sus inversiones relacionadas a proyectos en el sector en por lo menos un 20 por ciento de lo comprometido en los últimos tres años –triplicando su programa de inversión anual a más de tres mil millones de dólares.

A través de sus servicios de asesoría, IFC espera cubrir la misma cuota en el mismo periodo, más del doble que los niveles actuales.

“El enfoque central de IFC es apoyar al sector privado en sus esfuerzos por mitigar y adaptar sus prácticas a los retos que trae el cambio climático, brindando estructuras financieras innovadoras y servicios de asesoría que puedan ayudar a lograr negocios amigables al medio ambiente y un crecimiento económico sostenible” señaló el jefe global del Grupo de Negocios de Clima de IFC, Mohsen Khalil.

La conferencia exploró cómo empresas del sector privado están invirtiendo en nuevas tecnologías, así como las medidas de adaptación que están implementando en esta área.

La conferencia incluyó sesiones sobre energía sostenible, uso de tierra y recursos forestales, eficiencia y buen uso del agua y gestión de riesgos y seguros.

IFC, miembro del Grupo del Banco Mundial, es la principal institución internacional de desarrollo dedicada al sector privado de los países en desarrollo.

Crea oportunidades para que las personas puedan salir de la pobreza y mejorar sus condiciones de vida. Para ello, proporciona financiamiento que ayuda a las empresas a emplear más gente y suministrar servicios esenciales, moviliza capital de terceros y presta servicios de asesoramiento orientados al desarrollo sostenible.

Pese a la incertidumbre económica mundial, las inversiones nuevas de IFC alcanzaron un récord de US$18.000 millones en el ejercicio de 2010.