El Banco Mundial (BM) pronosticó una ligera aceleración de la economía mundial hasta un crecimiento del 2,7% en 2017, gracias al repunte de grandes mercados emergentes como Brasil o Rusia que vuelven al crecimiento positivo y al mayor estímulo fiscal esperado en economías avanzadas como Estados Unidos.

"Tras años de un crecimiento global desalentador, estamos animados por ver unas proyecciones económicas más fuertes en el horizonte", apuntó Jim Yong Kim, presidente del BM, en una nota de prensa.

Trump y la incertidumbre económica. Sin embargo, continúa la incertidumbre sobre el futuro rumbo de Estados Unidos como la mayor economía del mundo. Los anuncios del presidente electo Donald Trump, que quiere estimular la economía con proyectos de infraestructura, podría llevar a un crecimiento más rápido en Estados Unidos y con ello en el mundo, consideró el BM en el reporte semestral "Perspectivas Económicas Globales". 

Por otra parte, el discurso proteccionista de Trump es considerado como un obstáculo.

Los expertos del Banco Mundial creen que el crecimiento en los países industrializados aumentará 1,8%. Los países emergentes y en desarrollo crecerán un 4,2%, en parte gracias al lento aumento de los precios de las materias primas, en vez del 3,4% del año pasado.

Por lo que se refiere a los países emergentes en Latinoamérica, volverá al crecimiento positivo en 2017 tras dos años consecutivos de recesión, y registrará un 1,2% impulsada por la recuperación en Brasil, que abandona la recesión y crecerá un 0,5% este año; y Argentina repuntará algo más, hasta el 2,7%. En la región, México verá desacelerar sus expectativas de crecimiento al 1,8%, como consecuencia del descenso en la inversión ante dada la incertidumbre política en Estados Unidos.