El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional recomendaron al gobierno boliviano frenar el incremento del índice inflacionario a través de una “moderada” apreciación de la moneda nacional para mantener y “fortalecer” el desarrollo de la economía nacional.

El informe del directorio del FMI advierte que uno de los principales factores que pueden afectar el desarrollo de la economía boliviana es la inflación, que es impulsada principalmente por la constante alza de los precios internacionales de los alimentos.

El 2010, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerró en 7,18%, tres puntos por encima de lo proyectado por el Banco Central de Bolivia, entidad que también reformuló su cálculo para esta gestión de 4% a 6%.

“Contener la inflación es una prioridad a corto plazo” para Bolivia y “satisfacer las necesidades de desarrollo” del país, así como “avanzar en la reducción de la pobreza continúan siendo objetivos a mediano plazo (...). Una apreciación moderada de la moneda ayudaría a suavizar las presiones inflacionarias”, remarcó el FMI.

Análisis. Por su parte, el representante residente del BM en Bolivia, Óscar Avalle, coincidió con el informe del FMI con respecto a la apreciación “moderada” de la divisa. “Coincidimos con las afirmaciones del FMI (...). A pesar de las presiones inflacionarias globales, este indicador está siendo manejado de una manera prudente”, sostuvo el ejecutivo.

Al respecto, la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, aseguró que el control del IPC de los precios de los alimentos está en función al desenvolvimiento de variables económicas internas y externas.

“Las acciones tomadas por el Gobierno permitieron controlar las variables internas de la inflación”, dijo la autoridad, a tiempo de destacar que “el repunte de la inflación del 2010 no se transmitirá a esta gestión”.

Desde noviembre del 2010 hasta mayo de este año, la moneda nacional se apreció en 10 puntos; en promedio 1,4 puntos por mes y la variación acumulada del IPC alcanzó en mayo 4,12%, menos de dos puntos de la meta establecida por el BCB (6%).

Según el informe del FMI, a mediano plazo —a medida que continúe la desdolarización y el desarrollo del mercado financiero— la flexibilización del tipo de cambio “fortalecería la capacidad de la economía boliviana para responder a shocks internos”.

Bloqueo en Perú incidió en inflación

La ministra de Planificación, Viviana Caro, dijo ayer que el incremento de 0,20% en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en mayo se debe principalmente a los bloqueos que se dieron en la localidad peruana de Puno.