Ciudad de México. El Banco Nacional de Comercio Exterior de México (Bancomext) informó este domingo que busca una línea de crédito de hasta US$50 millones con el Nordic Investment Bank (NIB), para financiar proyectos de energía limpia y eficiencia energética.

El banco de desarrollo indicó en un comunicado que suscribió el pasado 8 de junio una carta de intención con el NIB para fortalecer y mejorar la cooperación comercial y económica entre México y los ocho países que conforman al banco nórdico.

"En dicho documento, el NIB manifiesta su apoyo financiero a proyectos relacionados con la generación de energía limpia y eficiencia energética en México, con equipo y tecnología de origen nórdico/báltico, en apego a las leyes y normas mexicanas", señaló Bancomext.

"Ambas instituciones se comprometieron a cerrar la contratación de una línea de crédito hasta por US$50 millones, que el Nordic Investment Bank otorga a Bancomext", agregó la entidad mexicana de apoyo a proyectos financieros de comercio exterior.

El NIB, fundado en 1975, está integrado actualmente por Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia, así como por Estonia, Lituania y Letonia.

México busca que para 2024 el 43% de la generación de la electricidad sea a través de energías limpias.

La primera operación entre el NIB y Bancomext tuvo lugar en 1995, y desde entonces ambas instituciones han participado en múltiples proyectos de diversa índole en beneficio de los países firmantes, indicó el banco mexicano.

De forma paralela, la instituciones ratificaron en el convenio el compromiso de los bancos por apoyar el desarrollo de proyectos alineados con el bienestar de sus naciones.

México busca que para 2024 el 43% de la generación de la electricidad sea a través de energías limpias.

El pasado 11 de abril, el secretario (ministro) mexicano de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que las tres subastas eléctricas realizadas hasta ahora para adjudicar contratos a empresas privadas generarán inversiones por unos US$8.600 millones al 2021.

La reforma energética de México se promulgó con sus leyes secundarias en 2014, y permite la participación de inversión privada nacional y extranjera en un rubro que estaba reservado para el gobierno desde que nacionalizó la industria en 1938.