Francfort. La recapitalización de los bancos en Europa debe plantearse caso a caso y no mediante la aplicación de una política general, dijo este martes la Asociación de la Banca de Alemania.

"Los bancos alemanes han ampliado su capital y les va bien", expresó el director gerente de la asociación Michael Kemmer en una entrevista con la cadena de televisión ARD.

Los políticos deben adherirse al descuento del 21% para la deuda griega, acordado en julio, antes de plantearse medidas adicionales, añadió Kemmer.

La asociación de la banca representa a las grandes entidades, incluyendo Deutsche Bank y Commerzbank.